sli

Construyendo un PC gamer. Capítulo 4. Tarjeta Gráfica.

Cuando pensamos en un ordenador gamer, lo primero que se nos viene a la cabeza es el tener la tarjeta gráfica más potente posible, pero, ¿qué parámetros la hacen así de potente?

970-1

La tarjeta gráfica es como un pequeño PC dedicado a aplicaciones gráficas, independiente del resto del PC, siendo el único enlace con esta la información que transita por el puerto gráfico y la alimentación. La elección de una tarjeta gráfica debe hacerse en función de nuestras necesidades y del presupuesto del que disponemos: para aplicaciones ofimáticas, una tarjeta de entrada de gama bastará; para videojuegos en 3D (y en general para todas las aplicaciones en 3D), es indispensable una tarjeta con mayor rendimiento.

El GPU es el componente esencial que determinará el rendimiento de una tarjeta gráfica.
Un GPU moderno está basado en diferentes unidades de cálculo: procesadores de flujo, unidades de textura, unidades de operación Raster (ROPs). Para el GPU, lo más importantes son los procesadores de flujo: cuantos más procesadores de flujo hayan, más potente será el GPU (para una arquitectura dada).

Luego viene la elección de la memoria: 1 GB es indispensable para tarjetas de gama alta o con 2 GPU.

El tipo: DDR2, DDR3 o DDR4, cuanto más elevado sea el número, más rápida será la memoria. No es necesario que el tipo de memoria sea el mismo que el de la memoria RAM del PC: podemos tener un PC con DDR2 y una tarjeta gráfica con DDR3.

La frecuencia: cuanto más elevada sea, mayor rendimiento tendrá la tarjeta de vídeo.

Finalmente, está el ancho del BUS: puede ser de 64, 128, 256, 384 y 512 bits. Cuanto más ancho sea el BUS, más rápido será el intercambio de información entre el GPU y la memoria. Se necesitan al menos 256 bits para una tarjeta de buen rendimiento.

msi-geforce-gtx760-oc-gaming-twin-frozr-2gb-ddr5-tarjeta-grafica-002

Dos fabricantes compiten en el mercado de tarjetas gráficas: nVidia y ATI . En el segmento público en general, que es el que nos interesa aquí, todas las tarjetas nVidia se llaman GeForce, y todas las tarjetas ATI se llaman Radeon, llevan esta denominación desde hace más de 10 años.

Cómo identificar el rendimiento de una tarjeta gráfica nVidia:

En nVidia, la numeración sigue un orden casi lógico. La cifra de miles indica la familia del GPU, más o menos el año de salida. Por ejemplo, una 8600 GT, salida en 2007, es más antigua que una 9600 GT, salida en 2008, por lo que tiene un menor rendimiento. La cifra de centenas indica la potencia del GPU, cuanto más alta sea, más potente será el GPU (en una misma familia), es el factor determinante. Por ejemplo, una 8600 GT tiene menos potencia que una 8800 GT.

Aquí, comparativa de gráficas Nvidia.

Cómo identificar el rendimiento de una tarjeta gráfica ATI:

La denominación sigue el mismo principio que nVidia, al menos en las antiguas generaciones, ya que la numeración ha cambiado un poco en la nueva generación salida a fines de 2007:
La cifra de miles señala la familia del GPU: una 1900 es más antigua que una 2900. La cifra de centenas expresa la potencia del GPU; cuanto mayor sea, más potente es el GPU: una 1950 Pro es más potente que una 1650 Pro. Finalmente, un sufijo completa la referencia. Estos sufijos no son iguales que los de nVidia. Los sufijos comunes en 2007 eran por orden creciente de rendimiento: GT, Pro, XT. Por ejemplo: una 1950 GT tiene menos potencia que una 1950 Pro y la 2600 Pro es menos potente que la 2600 XT.

Aquí, una comparativa entre todas las gráfica ATI y Nvidia.

Cosas a tener en cuenta:

Una vez que se haya elegido el GPU, hay que poner atención al tamaño de la memoria. Elegir una tarjeta gráfica con mucha memoria no sirve de nada si el GPU no es muy potente: por ejemplo, más de 512 MB es inútil para una 8600, es mejor 256 MB DDR3 que 512 MB DDR2. De igual modo, un GPU potente con poca memoria se verá limitado: por ejemplo, 256 MB son insuficientes para una 8800 GT, especialmente si se activan los filtros (AA, AF).

Tampoco puedes escoger una gráfica que sea demasiado potente en relación al resto de tu PC, ya que por ejemplo, el procesador podría limitar la potencia de la gráfica. Para ello, consulta a nuestros expertos, quienes te asesorarán para elegir la mejor opción para ti.

Tecnologías SLI y Corssfire

Si necesitas más potencia, tanto SLI como CrossFire son dos tecnologías que permiten utilizar 2 o más tarjetas de manera simultánea de tal forma que puedas multiplicar la potencia de tus juegos. La primera pertenece a la compañía nVidia y la segunda es un desarrollo de ATI. Aunque existen distintos modos de funcionamiento, el concepto es sencillo. Entre las tarjetas conectadas generarán las imágenes y de esa forma aceleraran el proceso.

Para usar estas tecnologías, tienes que tener en claro que una tarjeta gráfica SLI jamás podrá conectarse a una CrossFire. En el primer caso nVidia exige que ambas tengan el mismo chip para funcionar y en caso de ATI deben de ser de la misma familia. Además, no todas las tarjetas son compatibles con estas tecnologías. Consulta a nuestros expertos sobre qué tarjetas elegir si vas a instalar más de una.
original

En nuestra tienda tienes muchas tarjetas gráficas nVidia y ATI. Si tienes dudas, ¡llámanos!

 

Posted in Tutorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *